The Stuyck Co.

The Stuyck Co

     Una de las cualidades que más valoro y admiro es la pasión a la hora de hacer las cosas. La ilusión del aficionado devoto por un deseo que resulta extraño a ojos del resto. Todos esos locos cerveceros que peregrinan en busca de nuevas botellas y sabores están de enhorabuena, pues recientemente ha abierto en Madrid un local que sumar al apartado de imprescindibles. The Stuyck Co. es un proyecto liderado por apasionados cerveceros que rebosa conocimiento y cercanía acerca de la popular bebida de cebada. En la céntrica Corredera Alta de San Pablo se encallan catorce grifos de cervezas artesanas desde los que saciar a sedientos visitantes y habituales entendidos.

     A pesar de que de un tiempo a esta parte casi todos los bares y restaurantes han incorporado a sus cartas alguna referencia artesana, y en la mayoría de los casos ciñéndose a una o dos marcas de sobra conocidas, en The Stuyck Co. se citan cada semana catorce barriles diferentes de cervezas de todo el mundo. Un conjunto de etiquetas y nombres que el aficionado medio no habría podido ni imaginar que existiesen. Lugares remotos, diferentes elaboraciones y un amplio arco de sabores bien explicados en todo momento por los predispuestos camareros. Existe en todo este proyecto una encomiable labor didáctica que queda patente en el esfuerzo de renovar semanalmente los catorce barriles en busca de nuevos desafíos y experiencias gustativas para los clientes asiduos. Una barra en permanente transformación y respaldada por una labor de investigación realmente notable.

     Y como no solo de cerveza vive el hombre, The Stuyck Co. cuenta con una zona de restaurante en la que defender el valor de la cerveza dentro de la gastronomía. ¿La apuesta? Maridajes de cerveza personalizados para cada cena, y por supuesto en sintonía con la carta que ofrece al comensal. Hamburguesas, tartares, conservas, croquetas y diferentes platos para compartir conforman una propuesta ideada para cenas informales alejadas de cualquier corsé. De las limitaciones del producto (la cerveza suele llenar mucho e incluso llegar a ser pesada) The Stuyck Co. encuentra una oportunidad. Un sistema de pizarras sobre las que se sirven cada uno de los bocados, todos ellos numerados, y unas tablas de chupitos de cerveza pareadas con cada bocado para maridar a tragos cortos y encontrar en la variedad el gusto. De esta manera se pueden probar un gran número de combinaciones sin llegar a resultar pesado. La selección de quesos también marida con sus cervezas correspondientes y ofrece notas de interés para finalizar la comida.

     The Stuyck Co. es un lugar ideal tanto para viejos aficionados como para incipientes curiosos en el mundo de la cerveza. Una oportunidad para explorar las infinitas posibilidades de los sabores de la cerveza combinados con una variada y apetecible carta de platos conocidos por todos. Este grupo de admirables apasionados cerveceros le descubrirá interesantes puertas gastronómicas que no imaginaba, todo ello con la cerveza como infatigable compañera.

 

Dirección:

Calle Corredera Alta de San Pablo, 33, 28004 Madrid