TAPIOCA

TAPIOCA

     El barrio de La Latina es sinónimo de movimiento, tanto por lo ajetreado de sus calles, especialmente en fin de semana, como por la cantidad de propuestas y espacios que se suceden y que lo dotan de una vitalidad y dinamismo de la que pocas otras zonas de Madrid pueden presumir. Un conjunto en constante ebullición que tiene en el tapeo y las terrazas una de sus grandes señas de identidad. Y es precisamente en esta zona de la capital dónde una joven pareja brasileña ha decidido abrir un nuevo proyecto que dote al barrio de un plus en lo que a su oferta hostelera se refiere. Tapioca, un restaurante brasileño para La Latina que cambia los tradicionales pinchos de la zona por una oferta más formal y elaborada en la que recorrer la gastronomía del país sudamericano con guiños a otras regiones.

     El local, de entrada diminuta, se sitúa justo enfrente del Mercado de La Cebada en una posición privilegiada dentro de el barrio. En el interior la madera y el ladrillo visto inundan la decoración del restaurante originando un conjunto íntimo y personal en el que el tiempo sucede a una velocidad diferente. Tranquilidad y reposo para acompañar comidas sin agobios.

     Las notas exóticas impregnan toda la carta, algo que se percibe desde una variada oferta de entrantes entre la que destacan unos kibes libaneses rellenos de carne y unas coxinhas brasileñas de pollo, ambas elaboraciones son versiones regionales de las croquetas, también presentes en la carta, en este caso de espinacas y Roquefort. Un recorrido alrededor del globo a través de esta popular y accesible receta que se presume ideal para compartir a la hora de los entrantes. También destacada para aquellos amantes de la cocina más saludable, la ensalada Yakimeshi, propuesta verde que tiene como protagonistas al pepino y el wakame, una combinación refrescante para el paladar salteado con unas finas tiras de pollo.

     Carnes y pescados de diversa procedencia protagonizan la oferta de los principales. Entre las especialidades de la casa, en palabras del propio chef, se encuentra un original salmón al maracuyá. El salmón es presentado sobre una base de arroz que actúa como guarnición del pescado. En el lado de las carnes la estrella indudable es la picanha brasileña, un corte tierno y jugoso con el punto de la carne establecido a la perfección. Bocados suaves y llenos de sabor en un plato imprescindible para todo aquel que visite Tapioca. Como guarnición unas patatas finas, crujientes y en su punto que hacen del conjunto, el que posiblemente sea el mejor plato del restaurante. Un corte de carne genuinamente brasileño y difícil de encontrar en otros restaurantes de la capital.

     Los postres suponen otro de los grandes aciertos de la carta. Una apuesta certera e inteligente por una reducida selección de tartas que esconde en una elaboración completamente artesanal su mayor tesoro. Clásicos como la tarta de zanahoria, la red velvet o una espectacular cheese cake bien merecen una visita. 

 

Dirección:

Plaza de la Cebada, 9,28005 Madrid