No Q No

No Q No

            La comida mexicana enamora, los restaurantes de este estilo proliferan a nivel mundial y su oferta es realmente amplia en la mayoría de ciudades del globo. Madrid no es una excepción, a los madrileños nos gusta esta cocina hermana y cada vez somos más exigentes, hemos refinado el paladar a base de ir una y otra vez en ocasiones muy diversas, aunque son muchos los secretos y rincones que todavía esconde la gastronomía centroamericana.

            En un barrio residencial y tradicionalmente de aviadores ha aterrizado hace algo menos de un año un restaurador mexicano con ganas de hacer las cosas bien. Sin grandes alardes, tanto en su ubicación como en el local en si mismo, todo respira cercanía y franqueza. La verdad de unos productos auténticamente mejicanos, muy diferentes a la mayoría de los que nos solemos encontrar en restaurantes del mismo tipo, se evidencia en unos sabores vivos y sabrosos, con elaboraciones típicamente mexicanas pero sin desmedidas pretensiones que tanto suelen incordiar. Un queso huitlacoche realmente para recordar y unas enchiladas de gran nivel acompañan a tequilas y margaritas que pueblan las mesas. Una propuesta cercana e informal para ir en cualquier ocasión y con una relación calidad-precio sumamente atractiva. Los amantes de la cocina del país de Zapata descubrirán unos sabores típicos realizados por gente de allí con experiencia en los gustos de aquí, y los profanos una propuesta para todos los gustos en la que derribar prejuicios sobre esta cocina.

            Merece la pena intercambiar unas palabras con Luis, el promotor de esta idea, una persona con un profundo conocimiento de las dos orillas del charco que regenta de forma permanente este sueño que ha bautizado como cocina Med/Mex.